Serie TV: The 100 – 1ª Temporada

Me he pegado un pequeño maratón a The 100 para ver si se me pasaba el disgusto por la cancelación de Star-Crossed. Siendo ambas series de ciencia – ficción de la CW, más o menos podía esperar el mismo estilo y ritmo de narración. Y en efecto lo encontramos, aunque le cuesta varios capítulos en aparecer.

Antes de nada, comentar que esta serie está basada en el libro de Kass Morgan que ya comenté hace tiempo. La versión escrita me gustó muy poquito, por ser básicamente romántica juvenil. Encima de la mala. Mucho potencial que no consigue explotar hasta prácticamente las ultimas páginas. Eso por suerte no ocurre en la serie, que consigue mantenerte en vilo con las dos tramas: la de The Ark y la de la Tierra. Desgraciadamente, los guionistas no han sabido mantenerlas interesantes a la vez y parecían que las tramas se iban turnando los capítulos.

La serie nos cuenta las aventuras y desventuras de los últimos supervivientes humanos dentro de 100 años. Debido a una guerra nuclear, la Tierra quedó inevitable y tuvieron que viajar al espacio. El problema es que la estación espacial en la que viven ya no les puede seguir sustentando por mucho más, por lo que empiezan a tomar medidas desesperadas. La primera de ellas es mandar a 100 delincuentes juveniles a la Tierra para ver si es de nuevo habitable. Y si no lo es… cien personas menos que consumen oxígeno. Por suerte, la radiación parece haber desaparecido y, salvo algún que otro peligro, es totalmente habitable. Uno de los obstáculos más importantes con los que se encuentran son con nativos (grounders).

Mientras que en la Tierra tenemos las tramas de supervivencia y romances, en la estación nos regalan una bonita conspiración política. Vamos, que aquí hay para todos los gustos. La mayor pega que le veo a la serie es justamente en el apartado romántico. Sobre todo al principio, cuando la serie estaba madurando y sientes que la sobrecargan con demasiado azúcar. Aunque luego la cosa se estabiliza y hasta resulta original. La romántica (en cualquiera de sus variantes) nos suele presentar muy a menudo triángulos amorosos. La heroína del cuento tiene que elegir entre los dos mozos de turno (el bad boy y el príncipe azul). En este caso se cambian los papeles y es un chico el que tiene que elegir entre dos mujeres. Esto me ha resultado original, por lo que los guionistas se han ganado un punto extra.

Aunque a mí la historia romántica que más me ha gustado ha sido la protagonizada por Olivia. Creíble, lo que se dice creíble, no es. Pero me ha resultado la más bonita y la que más repercusión ha tenido en la historia. Es un romance con carisma, cosa que no se suele ver muy a menudo en una serie de la CW.

Dejando a un lado el plano más sentimental, puedo decir que la historia principal que ocurre en la estación espacial está muy bien llevada. Sí que es cierto que hay ciertas cosas que te dejan con mal sabor de boca por la escasa repercusión que tienen, pero la cosa sigue adelante y no se embarran en ningún momento. Igual también resulta un poco ridículo la cantidad de veces que Abby está cerca de morir o ser ejecutada y acaba salvándose. Acapara toda la suerte de la serie.

La trama en la Tierra avanzar no avanza, ya que prefieren crear situaciones de acción e ir soltando datos poco a poco para lo que será el hilo argumental de la segunda temporada. O eso me imagino, porque de momento no han dado ninguna explicación a nada de lo que ha pasada en tierra firme.

En cuanto al reparto, la mayoría son bastante poco conocidos. Sin duda alguna, los nombres que más sonarán entre los serieadictos son Henry Ian Cusick (Lost), Alessandro Juliani (Battlestar Galactica) e Isaiah Washington (Grey’s Anatomy). A Marie Avgeropoulos pudimos verla hace poco en la difunta serie Cult. En cuanto al resto, a mí no me suena nadie más.

En resumen: le cuesta arrancar, pero cuando arranca lo hace bastante bien. La división tan clara de las tramas hace que a veces quieras que pase rápido un capítulo de la otra trama para volver a la que te interesa, pero eso es el típico ansia del espectador. En el apartado de personajes la cosa igual flojea un poco. La personalidad de los 100 es demasiado parecida entre unos y otros. Para mí los tres mejores son Lincoln, Raven y Abby (justamente ninguno es del famoso grupo).

La segunda temporada la voy a ver fijo y más después del bonito cliffhanger que nos han regalado.

Fotos promocionales tras el salto, aunque me han parecido bastante feas…







Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s