Serie TV: Warehouse 13 – 5ª Temporada

Hoy me toca despedir a una serie tras cinco entretenidas temporadas. Es una de esas series que no despierta pasiones y que suele ser relegada a un quinto o sexto plano. Una pena, porque Warehouse 13 era una de las pocas producciones de puro entretenimiento que quedaban en la programación. De todos es sabido que el canal SyFy está de nuevo definiéndose a sí mismo y ya no había hueco para las locas aventuras de Peter, Myka y compañía.

Dicho lo cual, he de confesar que esta última temporada (de tan solo seis capítulos) me ha parecido un poco floja. Y no es que los capítulos hayan sido malos, pero en mi opinión tendrían que haberse ido entre vítores y fuegos artificiales. Los guionistas han preferido un final más tranquilo, de abrazos, pañuelos y recuerdos. El gran problema de esta temporada es que apresuran un tema romántico que nunca había existido hasta ahora. En dos capítulos cambian totalmente la dinámica de los personajes y eso es algo difícil de perdonar cuando ya estamos cerrando el telón. Es un final que deja con ganas de más…

En cuanto a arcos argumentales, la temporada ha sido un poco rara. Cierra lo que se inició en el final de la cuarta (lo del cáncer de Myka queda casi en el olvido…) y parece iniciar otro con un viejo enemigo que ya conocíamos. Pero no, en vez de usar el resto de capítulos para construir algo digno del final de la serie, prefieren usar capítulos autoconclusivos. En el quinto retoman esa trama (y la finalizan) y el sexto y último es una despedida con recuerdos de los protagonistas… Hacía tiempo que una serie de televisión no usaba los malditos capítulos recordatorio. Antes era típico tener uno en cada temporada… Menos mal que los tiempos cambian.

Vamos, que ofrece el mismo entretenimiento de siempre; pero esta serie se merecía un final mucho más impactante. Un final para callar las bocas de aquellos que consideran estas series de tercera categoría. Y sé que pueden hacerlo, pues en las pasadas temporadas han creado arcos argumentales extensos que te mantenían pegado al sofá. No puedo evitar pensar que esta quinta temporada me ha resultado un poco vaga.

Los fallos en las series suelen ser cosa normal, lo que pasa es que muchas veces ni nos damos cuenta o son tan pequeños que tampoco afectan demasiado al asunto. Cuando termine de ver Dominion retomaré este tema, pues el cuarto capítulo de esa serie ha sido una torpeza muy grande en guión. Lo que ocurre en Warehouse 13 no es tan grave, pero sí que sigue siendo un fallo garrafal. Me refiero al quinto capítulo con el famoso vinilo que te deja en coma. Valda lo usa para dejar en coma a todo un parque de la ciudad, pero luego lo cambia por otro que emite un fuerza de empuje. El error reside en que la gente no despierta del coma con el cambio, algo que es totalmente contradictorio con lo que nos habían contado en capítulos pasados. Una tontería, pero demasiado obvia para mi gusto.

Voy a echar mucho de menos a estos personajes, con ese peculiar sentido del humor que se gastan. Tampoco tiene pinta de que los actores tengan proyectos televisivos en la próxima temporada. A la única actriz que he visto últimamente fuera del almacén es a Genelle Williams (Leena) en un papel secundario de la serie Bitten. Serie que será la siguiente en ser tratada en este blog…

Tras el salto, un par de fotos promocionales de Peter y Myka. No he encontrado del resto.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s