Serie TV: Vikings – 2ª Temporada

Vista la segunda temporada de Vikings sólo puedo decir que cada vez lo están haciendo mejor. Han dejado un poco de lado la parte más violenta y sensual de la primera temporada para centrarse más en la trama política. Y hay que reconocer que el cambio les ha quedado muy bien.

Tras el final de la primer temporada, todo parecía indicar una irreparable división entre Ragnar y su hermano Rollo. Si eso es lo que esperabas encontrar, te vas a llevar una decepción bastante grande. El comienzo de la segunda temporada es, sin tapujos, bastante malo. Resuelven esa trama en dos brochazos y, encima, las escenas de lucha están bastante mal coreografiadas. No sé, al principio se veía a todo el reparto como muy torpe en las partes con más acción.

Pero a partir de ahí la cosa mejora mucho. Para mi sorpresa, Vikings ha intentado marcarse su propio Game of Thrones y le ha quedado bastante bien. En el final de la temporada mi mandíbula estaba por los suelos, pues lo que ocurre no me lo esperaba para nada. Igual eso es debido a que tanto tejemaneje resulte en ocasiones un poco forzado. El cambio de lealtad de King Horik necesitaba una base más sólida que la que nos cuentan, por poner un ejemplo.

Otro aspecto que puede resultar un poco mareante en esta temporada son los saltos temporales. Del primer al segundo capítulo pasan cuatro años (al menos aquí lo advierten), pero a lo largo de la temporada hay varias zancadas temporales sin previo aviso. De ahí que los varios embarazos que hay pasan a toda leche. Se nos ha llenado la serie de bebés…

En cuanto a los personajes, poco hay que decir. No han cambiado mucho, salvo algunas excepciones. La más clara es Bjorn, que se ha tomado un cóctel de hormonas y en cuatro años se ha convertido casi en un gigante. Luego tenemos a Lagertha, que abandona a Ragnar y toma las riendas de su vida. Es el personaje que más me gusta, porque pase lo que pase sigue fiel a sí misma. Por otro lado tenemos a Floki, el cual ha sido bastante insoportable la mayoría de la temporada… aunque al parecer todo era por un buen motivo. Del resto poco hay que decir.

Princess Aslaug ha sido una de las protagonistas esta temporada, pero no ha conseguido despertar mi simpatías. No sé, me resulta demasiado artificial para alguien como Ragnar. No pegan ni con cola… Ya veremos qué tal me cae en la tercera.

Insisto en que la serie, al haberse centrado más en las tramas políticas, ha dado un giro interesante. Esperemos que conserven este estilo para futuras entregas y que veamos un poco más de este “juego” en tierras británicas.

Tras el salto dejo, fotos promocionales, que les han quedado muy chulas.









Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s