Escritos: Team Perseus – Riddle from Venus (Capítulo 2)

Capítulo 2

Año 3999. Planeta Tierra: Hospital Cottonfield

La lanzadera privada del General Yale desaceleró al aproximarse al Hospital Cottonfield, localizado en el terraformado Desierto de Gibson en Australia. Era un hospital militar, donde los alumnos de la Academia realizaban prácticas para formarse como médicos de combate. También contaba con habitaciones para enfermos que tenían la libertad de movimientos limitada. La República Terrestre no quería llamarlos prisioneros, pero ése ere era el papel que desempeñaban.

Junto con su vehículo personal, dos patrullas aéreas del cuerpo de guardaespaldas de la República le escoltaban para asegurarse de que no tuviese ningún percance por el camino. Una vez en la azotea del hospital, el protocolo dictaba que el General no podía salir de su nave hasta que sus acompañantes se asegurasen de que era seguro salir. Una vez que recibió la señal de que todo estaba libre, Arthur Yale salió de la lanzadera y llamó al ascensor.

El paciente que tenía que visitar llevaba tres meses allí internado. En cuanto se le identificó como proveniente de Mehra, se le confinó a una de las habitación con seguridad extra. Como la Tierra había roto la alianza con ese planeta, la extradición del Sargento Combs parecía asegurada. Sin embargo, al General Yale no se le había pasado por alto el papel de Cameron en el desenlace final de la guerra y tiró de varios hilos para evitar que le expulsaran del planeta. Aún a pesar de todos sus recursos, necesitó tiempo para regularizar la nueva situación del soldado. Sólo esperaba que no le hubiesen tratado demasiado mal durante su convalecencia.

Sigue leyendo

Anuncios

Portada: Playing for Keeps – Kate Donovan

Esta portada corresponde a la segunda entrega de la saga Play Makers de Kate Donovan.

Nunca me había interesado por ella hasta que me encontré con este reclamo visual. El buen mozo este puede levantarse la camiseta tantas veces como quiera (y ya de paso mantener el brazo flexionado). Eso sí, no sé si como técnica deportiva será muy eficaz. ¿Estará intentando distraer a sus rivales? Fijo que ellos tienen las hormonas mejor domesticadas que el que aquí escribe…

Reseña: The Lonely Drop – Vanessa North

K3

The Lonely Drop
Vanessa North

contemporary_rommmfirst_person_nick

Voy a cerrar mi ciclo de libros cortos con este relato de Vanessa North, una historia MM que no aporta nada nuevo al género ni al lector. No es un mal libro, pero te deja totalmente indiferente. Vamos, que esta reseña no me va a llevar mucho tiempo.

The Lonely Drop está escrito en primera persona (parece ser que los voy buscando últimamente…) desde el punto de vista de Nick. Tanto él como Kevin se conocieron en la facultad. Nick estaba enamorado de su amigo, pero éste prefería las relaciones de una sola noche (o eso parecía). La cuestión es que, en su última día en la facultad, tienen una pelea al respecto y no se vuelven a hablar. Diez años después, Nick tiene un bar y un día aparece Kevin. Cuando se recuperan de la sorpresa, deciden retomar su amistad y luego ya viene el resto.

Y la verdad es que no hay nada más que decir. Los personajes son todos bastante correctos, no hay ninguno que me guste especialmente o que me ponga de los nervios. Eso sí, sufren de esa enfermedad tan común en el género de la Romántica que impide a los protagonistas hablar entre ellos. Vamos, que si se dijesen desde un principio lo que sienten, se habrían evitado muchos líos. Aunque claro, en ese caso no hubiésemos tenido libro. Esto no quiere decir que haya muchas peleas y malentendidos, pues la relación entre Nick y Kevin es siempre muy cordial. Lo que pasa es que son MUY cobardes.

En cuanto por fin abren la boca y se expresan, la historia se acaba. Eran el uno para el otro y al parecer no lo querían reconocer. El libro también cuenta con una especie de trama paralela con la compañera de trabajo de Nick, pero es un pegote tan grande que casi ni merece la pena comentarlo. Supongo que es un añadido para llegar al mínimo de palabras exigido.

En resumen: trama plana, personajes planos y desarrollo plano. Todo bien liso para que no te tropieces. Se deja leer, pero se olvida fácilmente.

Reseña: Claiming his Fate – Ellis Leigh

K3

Claiming his Fate (Feral Breed Motorcycle Club #1)
Ellis Leigh

eroticacontemporaryparanormalshiftersbikersfirst_person_rebelfirst_person_charlottegreat_coverhotlove

Primer libro de la novatilla Ellis Leigh y primera entrega de la saga Feral Breed Motorcycle Club. Vamos, que junta lo típico de los hombres – lobo con lo típico de los moteros. Creo que la cosa puede tener futuro, aunque este primer encuentro no haya sido del todo satisfactorio. Pero hay que tener en cuenta que es su primera vez y con algunas cosas ha sabido lidiar bastante bien. Pero en general la historia ha quedado un poco sosa. Eso sí, la portada me ha gustado mucho.

El libro se cuenta en primera persona desde el punto de vista de Rebel y Charlotte. El primero es un hombre – lobo de unos 200 años que es el líder de la división en los Grandes Lagos del Feral Breed MC. Estos cambiantes se toman muy en serio mantener su naturaleza en secreto, por lo que Rebel es mandado a investiga un ataque de un hombre – lobo a una humana. Es en esta investigación donde conoce a Charlotte, su pareja “mística” por decirlo así. No sé muy bien cómo traducir mate para darle el significado que tiene en este libro (y en muchos de Romántica Paranormal que usan el mismo concepto). Vamos, que es la persona que estaba destinada para él.

El libro en sí hay que considerarlo más Erótica que Romántica Paranormal, ya que prácticamente lo único que hacen estos dos es tener sexo. La historia del ataque a humanos se resuelve de manera muy simple, lo que supone una pequeña decepción. Para mi alegría, Charlotte se resiste a creer en el amor instantáneo de Rebel hacia ella, despreciando un poco ese vínculo místico que se había formado entre ellos. Aunque para mi pesar, esto dura bastante poco. ¿Qué había cambiado de una escena a otra? ¿Cómo ha convencido Rebel a Charlotte de que lo suyo es de verdad?

La respuesta es que no ha cambiado absolutamente nada, así que el tramo final queda un poco cojo y su relación resulta muy poco creíble (me cuesta creer en parejas predestinadas). El drama en la relación que había planteado la escritora queda ninguneado con la reacción final de Charlotte. Así que terminamos con un libro que contar, no cuenta nada. Porque todas las historias que comienza las finaliza de una manera brusca y decepcionante.

No es ninguna maravilla, aunque las escenas de sexo hay que reconocer que están muy bien escritas y consigue implicar al lector en la atmósfera más caldeada del libro. Creo que la saga tiene potencial. Ellis tiene que encontrar su estilo y pulir las tramas, pero no ha sido un mal comienzo. Uno simplón, pero no malo.

Reseña: Wildcard: Volume One – Missy Johnson

K5

Wildcard: Volume One (Wildcard #1)
Missy Johnson

contemporary_romsportsgreat_coverfunnymenagetreasurefirst_person_ryderbad boy_rydera+_scarletta+_ryder

El libro que hoy me ocupa ha sido una de mis grandes sorpresas del año. No me esperaba mucho de Wildcard, pensando que iba a ser algo más del montón. Me tengo que tragar totalmente mis palabras. Ha sido uno de los mejores libros que me he leído este año. Tiene todos los elementos que me gustan en la Romántica Contemporánea, así que voy a ser bastante positivo en esta reseña.

El libro está escrito en primera persona desde el punto de vista de Ryder. Éste es un tenista muy mujeriego y chulesco que todo le sale bien. Da igual si antes del partido se va de juerga y se monta una orgía, ya que parece tener un don con la raqueta (y con la entrepierna) y gana todo. Las mujeres se apilan a su alrededor, cosa que no le importa en absoluto. Sí, es un chulo, pero es uno con encanto. La escritora consigue enamorarte del personaje con su sentido del humor y su manera descarada y despreocupada de ver el mundo.

Lo que más me ha gustad es cómo se conocen Ryder y Scarlett. El pobre tenista tiene un accidente durante una orgía y se rompe el culo. Literalmente. Así que la persona más hiperactiva que existe tiene que quedarse confinado en su cama durante semanas. Aprovecha para leer las cartas de sus fans, que están llenas de amor, proposiciones indecentes y ropa interior femenina. Excepto una: un niño enfermo le escribe una carta para demostrar su enfado ante el poco respeto que tiene hacia el tenis con su actitud pasota.

Ryder consigue el número de teléfono de la casa donde vive ese niño y habla con su madre: Scarlett. Ésta no quiere dejarle hablar con su hijo, pues está totalmente de acuerdo con él. El tenista encuentra esta situación muy entretenida y se autoimpone el reto de convencer a la madre de que le deje hablar con el chaval. Aquí es cuando se inicia un divertido intercambio de llamadas en el que ambos protagonistas se van conociendo poco a poco. Si en algo destaca este libro es en su estupendo sentido del humor. Consigue hacerme reír en muchas ocasiones, cosa que siempre viene bien para valorar mejor una historia.

Otra cosa que destaco positivamente es la pareja protagonista. Normalmente, uno de los dos suele eclipsar al otro, pero en esta ocasión Ryder y Scarlett son los dos geniales. La manera en la que el tenista va descubriendo qué es eso del altruismo es entrañable También me ha gustado muchísimo el hecho de que Scarlett no sea la típica niña tonta que se queda prendada de inmediato del guaperas de turno. Me gusta que le meta caña para que espabile y se dé cuenta de que ella no es una más. Vamos, que la relación que se forja entre ellos es muy creíble y eso hace que el final sea más triste de lo esperado.

No voy a revelar lo que ocurre, pero lo ha dejado en un momento muy interesante para la segunda entrega. Entrega que esperemos esté al mismo nivel que este fabuloso inicio de saga.

Escritos: Team Perseus – Riddle from Venus (Capítulo 1)

Capítulo 1

Año 3999. Planeta Kagmar: Monasterio abandonado en la Llanura de Piedra

En ninguna guía del Universo encontraríamos al planeta Kagmar como uno de los más bellos descubiertos. Es más, lo más probable sería que se indicara todo lo contrario. Pero tras seis años viviendo en aquel lugar, Cameron empezaba a encontrar la belleza del lugar. ¿En qué otro lugar se podría disfrutar de tan absoluta monotonía paisajística? Mirase adonde mirase las inmensas formaciones rocosas lo ocupaban todo, alzándose hacia un cielo que sólo dejaba de lado su tonalidad anaranjada durante las noches.

Al menos ese era el primer pensamiento que tenía todas las mañanas nada más despertarse. En el segundo recordaba el motivo de por qué odiaba ese lugar. Y no era porque era un soldado contratado por la Tierra para infiltrarse en territorio enemigo. No, no. Solo había necesitado un par de años para acostumbrare a dormir con un ojo abierto y un rifle de asalto como compañero de cama. A lo que no era capaz de cogerle el pulso era a la siempre presente arena. Se colaba por todas partes y no importaba cuánto se tapase que siempre terminaba con algún grano dentro de la ropa interior.

Sigue leyendo